sábado, 10 de enero de 2009

Soma

Pensaba en un fututo donde las máquinas hagan posible revivir cada recuerdo. Últimamente, cada que ando en drogas me dedico a explorar mi memoria para rescatar memorias perdidas de momentos en que no importaba el pasado porque había tanto presente que trastornaría el futuro. Entonces pensé que es muy triste no tener una máquina que te haga no solo recordar sino vivir de nuevo, a placer, cualquier memoria.
"Quiero", digamos, estar en la cima del Paricutín, posando para esa foto en que la sonrisa era de pensar que quizá, después de todo, declararás tu amor a tu mejor amiga y todo saldrá bien. No quiero estar hoy, cuando recuerdo que jamás tuve el valor y en los momentos de autoanálisis psicológico culpa cada uno de mis males amorosos a que nunca dejé de estar enamorado de ella.

Digamos, abundando en traumas superpuestos y excusando mi mariguanoso estado actual, que comó estoy enamorado de ella nunca podré enamorarme de nadie más y mi corazón murió -nota del revisor: ¿qué pedo con tu frase, la leíste en una paleta de mano mágica?- cuando decidí nunca decirle.

Y podría regresarse a cada momento y vivirlo en su plenitud, sabiendo lo que pasará en el futuro y que nunca se tuvo un momento más feliz que el elegido como destino.

Tal máquina, pensé y escribí como en cuento de Borges, es una error. Nadie regresaría jamás del pasado. La gente elegiría quedar en la máquina hasta morir y en una generación se extinguirían los seres humanos.
Es también una abominación, porque al nunca regresar al presente la gente no tendría los mejores momentos de su vida, que por lo general están en el futuro.
Una máquina para ir al futuro, esa sí, sería maravillosa. Al ver el futuro, todos sabríamos que no habrá mejores momentos que estos.

L.F.

8 diagnósticos:

Fire_tony dijo...

En realidad, una máquina para doblar el espacio/tiempo sería algo muy caótico, lo he pensado varias veces y he llegado a la conclusión de que, cuando la invente, viajaré al pasado para no inventarla.

Xhabyra dijo...

no puede viajar solo en un sentido por que el pasado quedaria desolado del viajero y llegariamos a un futuro vacio en todas las remificaciones de los actos del ausente cosa que provocaria su inminente suicidio al verse totalmente inexistente. la gracia o chiste esta en ir y venir, y lo emocionante esta en el calculo del momento preciso en el que supuestamente se centra nuestra materia en el espacio tiempo justo en el momento de frenar tempestivamente el viaje.

Yo Pretencioso dijo...

mientras los placebos existan habrá también viajes al pasado y al futuro, asientos de primera fila para decidir si nos quedamos observando el pasado o soñando en el futuro. El presente es más excitante, cambia a pasado y a futuro en cada instante. ¿Qué haces? ¿Te lo chingas o lo acaricias?

Violet Veela dijo...

Sniff, sniff, y vaya, vaya. La inspiración en papel arroz...

Relax dijo...

Debo decir inexorablemente que el estado mariguanoso es la onda. Lo único malo es uqe tu ortografía desmerece un tanto y tu sintaxis un mucho.

Las máquinas del tiempo son algo que prohiben las actuales leyes de la física. Lo bueno es que ya se está legislando para cambiarlas.

Además. más filoficamente hablando, ni pasado ni fututo existen realmente, no tiene una correspondencia con la realidad. El concepto de tiempo de San Agustín es la madre.

Me vpy a comer para que se me baje.

Luis Frost dijo...

pero no dije máquina del tiempo sino máquina que te deja volver a vivir un recuerdo. como realidad virtual. y sí, qué con la sintaxis, jajajaja. y sí, agustín de hipona rifa para estas cosas. va con lo de yo pretencioso y también proclama que el presente es lo unico que rifa. como sea, quiero mi soma.

Luis Frost dijo...

ya encontré la falta de ortografía. me intriga de dónde salió, no tiene sentido. la dejaré por eso.

Janus dijo...

Vaya que estaban bien mariguanos todos cuando este post y sus respectivos comentarios salieron... maldito trabajo que me alejó de la verdadera vida!