martes, 4 de noviembre de 2008

SOBRE LOS GAYS QUE NO TIENEN LO QUE QUIEREN

Estudio en el CELE y estoy enamorado de alguien -para los que se pregunten, es un hombre-.
Lo ridículo es que no me atrevo a decirle nada, lo más que hago es compartir cigarros con él.
Semanas delirantes donde confío en un amor platónico, sólo me han dado depresión y angustia, todo eso hasta hoy que me dijeron: "es que te quiero". Pero es que la tía que me ha dicho esto aún no se entera, pese a que la adjetivizo como darling, le hablo de moda, cruzo la pierna y ando de mano caída cuando fumo? Joder, es imposible que esta tía me diga te quiero, no deje de verme y sea soporífera en un trato castroso con el que piensa me corteja.
Pobre de ella y pobre de mí, ambos queremos penes que nunca tendremos, solo que ella se ha atrevido la muy jadeput... será posible que yo sea quien de el siguiente paso diciéndole a mi amado: "que tal, si no te habías dado cuenta, soy gay, ¿cogemos?

4 diagnósticos:

Violet Veela dijo...

No hay más darling que yo, darling. Todos quieren penes, lo acepten o no.

momo dijo...

Eso! la última frase es como el climax del asunto, que no del orgasmo, díselo, todos queremos saber qué te contesta XD

Relax dijo...

No lo sé. En lo personal no tengo un criterio muy amplio, soy casi homofóbico. Nunca veré como algo natural que dos cabrones se besen.

Por otro lado no te queda otra que armarte de valor y hablarle, preguntarle que hay. De otro modo la relación crecerá en tu cabeza irremediablemente y pronto sentirás demasiado como para poder hablar claramente.

Fonsi dijo...

Pues la naturaleza, artificial, te ha rebasado, Relax. La otra, la no artificial, ya nos había rebasado desde antes.

;)